Israel Shamir

Ideas that will Derail the descent to Barbarity

Colgar a los piratas israelíes

Introducción:

 

¡Celebremos a los turcos! El mundo que conocíamos ha dado un giro con la inédita reciente independencia de Turquía. En un mes, lo que era una semicolonia americana ha dado dos pasos enérgicos, bajo el liderazgo carismático de Recep Erdogan, y ahora Turquía se ha convertido en la avanzada de la política internacional.

 

1.     Junto con Brasil, Turquía preparó y firmó la Declaración de Teherán  para abastecer en combustible nuclear a Irán. Esto desacredita los planes israelíes de sancionar a Irán, para debilitarlo, y después acabar con el país, mediante el bombardeo. El plan de las sanciones ya estaba encaminado en el Consejo de Seguridad, Se ejercían presiones sobre  Rusia y China para que se sumaran. Y en el último momento, como una aparición del Deus ex machina, como intervención divina en el teatro medieval, estas dos  grandes potencias nuevas que son Turquía y Brasil invaden el escenario y arrancan la victoria de las fauces de la derrota. Y toda la conspiración de los lobbistas israelíes en USA y Europa se encontró barrida en el acto. En realidad, bien lo dicen los musulmanes: ellos conspiran, pero Alá conspira mejor…

 

 

 Israel recibió la noticia del acuerdo entre Turquía y Brasil como una bofetada. “Nos derrotaron los pérfidos turcos junto con los iraníes”, rezaban los titulares de la prensa israelí.  No nos adelantemos. El departamento de Estado trató de minimizar el daño, preguntando:

¿A quién le importa lo que acuerde esta gente menor? Si nosotros hemos decidido  bombardear a alguien, bombas largaremos, ya está. Y no dejaremos que los hechos nos confundan. Thomas Friedman soltó un lamento conocido, y expresó en el New York Times que “a un bandido negador del Holocausto” todavía se le permite seguir con vida. Pero ya la política mundial ha dado un giro, y las decisiones ya no las toman Washington, Londres o Moscú. Los países de tamaño mediano, las potencias regionales, vuelven a la palestra, y nos conviene a todos.

Sigue algo dudosa la posición de Rusia. Hay rumores persistentes según los cuales Rusia estaba de acuerdo para apoyar las sanciones a pesar de la declaración conjunta de Teherán, y estos rumores obligaron al presidente Ahmadinejad a advertir con fuerza: “No sabemos si Rusia es amiga o enemiga”, dijo. Amiga, por supuesto, replicó el ministro de asuntos exteriores ruso Mr. Lavrov, agregando que a Rusia le agrada mucho la Declaración, y le desea todo el éxito posible. Nada es definitivo en nuestro mundo, claro, pero mientras tanto, parece que Turquía y Brasil, Erdogan y Lula, han logrado acabar con el plan US-israelí de agresión mortal.

 

2.     Después de desvirtuar las sanciones contra Irán, los indomable turcos mandaron sus navíos a aliviar el sitio de Gaza. Una flotilla entera de barcos pequeños y medianos, entre los cuales un gran nave turca, acompañada por otra a su vez comprada y armada por otro gran amigo de Palestina, Mahathir Mamad, de Malasia.

 

“Free Gaza” ya había estando enviando barcos, desde hace dos años, y ahí embarcó gente importante, como nuestra amiga Cynthia McKinney, pero es la primera vez que el mando de la regata ha pasado de las manos de voluntarios europeos a capitanes locales, a los pueblos de la región. Es un  cambio importante, que significa mucho. Mientras la causa palestina sólo movía a europeos atentos a su conciencia, era posible contener el movimiento. Ahora que se ha vuelto corazonada propia de la región, ha empezado la cuenta atrás para el mini imperio sionista monstruoso.

 

 Ahora, tras el ataque pirata israelí:   

 

Muertos y heridos por docenas nuestros amigos y camaradas, magníficos activistas movidos por la compasión, en el ataque pirata en alta mar, cuando formaban un convoy de ayuda humanitaria: tal es el saldo de este crimen, que será recordado eternamente  y debe recibir su castigo.

 Los piratas israelíes atacaron la  flotilla de la Libertad en aguas internacionales. Los barcos no llevaban armas, los participantes se adherían estrictamente al método de Gandhi, habían solicitado una inspección de parte de las autoridades de Grecia y Chipre para que no se dijera después que iban armados. Esto no les sirvió de nada: los piratas abordaron los barcos en alta mar, y los convirtieron en campos de batalla.  “Nos atacaron cuando abordamos su nave, y los matamos en defensa propia”, pretendieron los asesinos después, y miles de cómplices repitieron este sin sentido. Pero un invasor no puede pretender a la autodefensa, mientras que los activistas sí tenían el derecho de defenderse de un ataque totalmente ilegal. The Guardian, el diario inglés, puso las cosas en su lugar, y le echa toda la culpa a los israelíes. Nuestra amiga Ivonne Ridler también enfatizó en que fue un acto de piratería, sin la más mínima justificación legal.

 

Israel se ha convertido en un estado pirata, como los que se asentaron en el Caribe en el siglo XVI o aquél que fue floreciente hasta el siglo XIX en las costas bereberes. Habría que desmantelar semejantes Estados, porque impiden la comunicación normal. Y hay un remedio conocido contra los piratas: colgarlos del palo mayor. Todos sabemos cómo se  llaman: el primero de ellos es Ehud Barak, el supuesto ministro de defensa del Estado pirata. A él hay que colgarlo primero que a nadie. No es la primera vez que Israel actúa como estado pirata. Años atrás, los israelíes habían decidido no someterse a la ley internacional con fronteras ni convenciones ni nada por el estilo, sino guiarse por sus reales ganas, a secas. Asaltar embarcaciones, secuestrar aviones y gente en países extranjeros, matar a su antojo. Lo hicieron con Mordecai Vanunu en Roma, y asesinaron desde Noruega hasta Chipre; clonaron y falsificaron pasaportes extranjeros, bombardearon aviones, y nadie está a salvo de ellos.

 

La incapacidad de la comunidad mundial para resolver el caso de estos piratas ha socavado las reglas internacionales y descarrilado la mente de los israelíes. Los judíos de Israel y muchos de sus hermanos en otras tierras han llegado a la conclusión totalmente equivocada de que están por encima de la ley, que son seres aparte. “A quién le importa lo que dicen los no judío, lo que importa es lo que hacen los judíos y puntos”, dijo Ben Gurion en un arrebato, pero no dejaba de tener claros los límites de lo permitido. Así cuando un presidente yanki le ordenó retirar sus tropas del Sinai, acató la orden a las 24 horas. Pero desde Eisenhower, poca gente ha intentado frenar a Israel. Y la suerte acompañó a los israelíes durante 50 años, causando una ruptura de su sentido de la realidad; los judíos de Israel se creen de verdad que pueden hacer cualquier cosa que les de la gana, porque son ellos los verdaderos seres humanos, y el resto del mundo no.

Además, “el mundo entero nos odia”, dicen, de modo que hacen lo posible por justificar tal odio… En la vida real, no es que la gente “odie” ni nada por el estilo a los judíos o a otros de su misma calaña. Armenios, maronitas, tutsis y otras comunidades pequeñas  de índole étnicorreligiosas que abusan de su peso propio suelen tener suerte hasta el momento en que se pasan de listos, y el mundo tiene que terminar por rescatarlos del peligro de que los vecinos agraviados los aniquilen definitivamente.

La insanidad no es ninguna excusa, especialmente en el caso en que se trata de locura simulada. Los israelíes creen en la estrategia del “perro loco”, atribuida a Moshe Dayan o a Pinchas Lavon. “Israel tiene que portarse como un perro rabioso, demasiado peligroso para que nadie se le enfrente”. Así los vemos hacerse más locos aún de lo que son. Pero al final, no queda más remedio que darle un tiro al perro enloquecido.

  

Nuestro amigo Jeff Blankfort ya propuso diagnóstico y tratamiento; “Israel es una nación controlada por locos criminales, con el apoyo extenso de un  público igualmente loco y criminal, que desprecia totalmente al resto del mundo y a aquellos judíos que no respaldan su empresa racista. Con sus armas nucleares, es Israel el que tiene al resto del mundo de rehén. El objetivo es encontrar la manera de desarmar y desmantelar ese Estado. Levantar el bloqueo de Gaza es el primer objetivo, y el secundo es introducir democracia e igualdad en todo el territorio situado entre el mar y el río Jordán. Es tiempo de que los judíos de Israel reconozcan la realidad: los judíos son seres humanos comunes, no son superman ni extraterrestres ni ángeles, tienen que respetar las leyes de cualquier nación. No pueden andar matando gente en aguas neutrales, ni tener sitiados a un millón de habitantes en Gaza simplemente porque no son judíos.”.

 

El asalto a la flotilla de la Libertad nos ofrece una oportunidad. Hay que apoderarse no sólo de los piratas, sino de sus cómplices allende el mar. Las leyes antiterroristas promulgadas por muchos países ofrecen un marco legal para hacerlo. Israel es un Estado terrorista, y sus patrocinadores y lobbistas son cómplices de una red de terrorismo. Hay que secuestrarles sus haberes y meterlos presos.

Esto le dará la libertad a la gente de Gaza, resolverá la crisis financiera y económica, porque son cómplices del estado terrorista los que dirigen las estructuras criminales tales como Goldman Sachs y el Pentágono. No se limitan a ocupar Nablus, sino que han tomado la loma del Capitolio y Wall Street hasta el mismo grado. Sacárselos de encima nos ahorrrará millones. Las deudas griegas y las hipotecas de los americanos desaparecerán, Afgansistán e Irak encontrarán la paz. Hasta la democracia se convertirá en realidad, dejará de ser una simple muestra publicitaria, como es hoy día.

  

  Traducción: maría POUMIER

Featured Posts
Ryan Rodrick Beiler / Shutterstock.com

Autumn in Palestine

Autumn is beautiful in Palestine: overripe blue-green figs, unpicked pomegranates pecked by birds, heavy grapes turn red. Now is the ...

Read More

If They Are Bombed - They Are Daesh

President Putin is a pirate, no less. In his declaration at the UN, he stole President Bush Jr’s copyrighted 2001 ...

Read More

The Liberation of the Slaves

Donald Trump’s electoral victory unleashed pent-up tectonic energies on the unprecedented scale. The world has been changed, much more than ...

Read More

A Syrian Breakthrough

The Russians and their Syrian allies have cut the main supply line of the rebels to the north of Aleppo, ...

Read More

Evan El-Amin  /  Shutterstock.com

Les guerres de genre de H. Clinton

Est-ce que les hommes qui votent pour H. Clinton vont finir en enfer ? Je n'en suis pas sûr. Nous savons ...

Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Israel Shamir © 2016 Frontier Theme