Israel Shamir

Ideas that will Derail the descent to Barbarity

El partido de los linchadores de Obama

La luna de miel que disfrutaba el presidente Barack Obama con los medios, desde su intronización, se acabó de repente, después del discurso del Cairo[1]. En cuanto prometió la paz con el mundo islámico,  el Salvador de América, el hombre que dijo “Sí podemos” se encontró solo y acosado por una inaudita coalición de sionistas, agrios izquierdistas  y racistas de extrema derecha.

Barack Obama se ha convertido en pesadilla de los judíos israelíes, escribe el judío Nathan Jeffai de Forward. Sólo el 6% de los israelíes judíos considera que es proisraelí, mientras más del 50% lo considera como un propalestino, y un 30% lo considera neutron.”Este presidente es mortífero tanto para Israel como para el mundo libre”, exclamó la sionista inglesa Melanie Phillips con los ojos desorbitados. Obama está destruyendo “no solamente la seguridad de Israel, sino del mundo, con sus contemplaciones absurdas con Irán. Ha saboteado activamente a los demócratas iraníes… Obama ha decidido que América ‘va a convivir’ con un Irán nuclearizado. Lo cual es lo mismo que abandonar a Israel”.  Hay cientos de artículos, miles de artículos semejantes que atacan sin tregua al presidente por intentar poner fin a los abusos israelíes en Palestina. Convierten al hombre que recibió el 80% del voto judío en un monstruo negro sediento de sangre judía.

El odio del lobby proisraelí hacia el presidente se ha convertido en un nuevo secreto tabú del cual no se debe hablar, algo reconocido en silencio, como lo fue la presión del mismo lobby a favor de la guerra de Irak y para que se bombardee a Irán sin dilación. En un corto video filmado porMax Blumenthal, unos jóvenes americanos judíos de visita en Israel hablan con odio feroz de su nuevo presidente. Este video abrió una ventana estrecha sobre el punto de vista más estrecho aún de los judíos odiadotes de Obama. Pero en seguida se cerró dicha ventana, y la prueba desapareció. Despareció el video en cuestión de la dirección indicada, You Tube lo sacó por “violación de las nuestras normas ético profesionales” (hay unalink alternativa, que todavía no ha descubierto el equipo de destrucción de AIPAC). Un vocero importante y bastante sano, el Huffington Post, de USA, también sacó el video de su página, con el pretexto de que “no tiene valor de noticia”. Richard Silverstein musitó que « para algunos sitios web izquierdosos, publicar materiales demasiado embarazosos para Israel no es kosher, aun si son israelíes o judíos los que están creando el problema ».

 Los neoconservadores atacaron a Obama por sus posiciones sobre Irán[2]. A partir del momento en que el presidente se negó a hacer presión sobre el gobierno iraní y no intentó restarle legitimidad al obierno iraní, Paul Wolfowitz, aquél que estaba detrás de la Guerra de Irak, reclamó  abiertamente que corra más sangre en las calles.

Sin embargo el poder verdaderamente espeluznante del loby está en su habilidad para movilizar a montones de gente que tienen puntos de vista opuestos, y llevarlos a apuntar a un mismo blanco. Después que el lobby empezó a estigmatizar a Obama, alguno escritores de izquierda y nuestros medios en Internet se sumaron alegremente al partido de los linchadotes de Obama.

Así, William Blum, que no es un neocon como Wolfowitz o Caroline Glick, sino que es un crítico determinado del imperio americano. Comomuchos judíos americanos, Blum compara a Obama con Adolf Hitler. Blum no es tan severo con Israel, no se le ocurriría comparar a los sionistas con Hitler. “En vez de enredarse en el rompecabezas de quién tiene la culpa del desastre actual, entre palestinos e israelíes”, escribe, como si fuera algo tan complicado, insiste en que “el Estado de Israel es una realidad irrebatible” y se pregunta qué se ha hecho el legado de “aquellos pioneros sionistas idealistas”. Pero Obama es un nuevo Hitler según Blum porque Hitler también hablaba de paz y estaba contra la guerra en sus discursos (¡!).

Según LaRouche, a su  vez, Obama es igual a Hitler por otra razón estrambótica. El ala trotzkista turulata del lobby habitualmente tiene sus motivos propios y especiales para atacar a los enemigos de los judíos, pero en última instancia siempre coinciden con la Agrupación de mujeres republicanas.

Blum es típico de los atacantes desde la izquierda. No les importa que Obama reciba el apoyo de Fidel Castro y Hugo Chávez. Desprecian la opinión de Patrick Seale, el decano de los periodistas de Oriente Medio, amigo de la pareja presidencial siria Assad, que se declaró plenamente satisfecha con los ofrecimientos de Obama. Pretende ser más radical que el gobierno sirio, el venezolano y el cubano juntos …

Se quejan de que Obama no felicitó abiertamente a Ahmadinejad, y no le dio respaldo. Se quejan de que en un mes no deshizo todo los que se vino haciendo durante los últimos cien años. Se quejan de que no echó a todos los que fueron algo relevantes en la administración Clinton. Se quejan de que USA no se haya unido a Irán y Corea del norte en El eje del mal. Se quejan de que Obama no haya metido a todo el equipo de Goldman Sachs en una cárcel de alta seguridad, al nivel de Bernie Madoff.

No se le ocurriría al partido de los linchadotes de Obama intentar de ser leales: cualquier cuento viene al caso como pretexto para un mentiroso titular anti-Obama. Nuestra amiga Cynthia McKinney, la maravillosa ex-diputada y últimamente candidata presidencial por el Partido Verde se unió a la iniciativa de Free Gaza para intentar romper el sitio impuesto por Israel a Gaza. Era una empresa noble y osada, aunque destinada a fracasar; como era de esperarse, los piratas israelíes secuestraron la nave en aguas internacionales y tuvieron presa  a Cynthia un tiempo antes de deportarla. El relato lo publicó correctamente el movimiento Free Gaza, pero después, fue difundido y colocado en las páginas web de nuestros amigos con el título falso y desorientador: “El Departamento de Estado de Obama interviene para bloquear la expedición de ayuda de Free Gaza” (Esto se puede leer en tal página, y también en aquella, entre otras tantas). Resulta que el título no lo puso Free Gaza. El Departamento de Estado en realidad NO INTERVINO. Pero el ala izquierda del lobby logró difamar a Obama, a pesar de que el Departamento de Estado lo dirige la sra. Clinton, y Obama no puede prescindir todavía de ella ni de todo lo demás. Otros agentes ciegos del lobby le dieron un  nuevo impulso al mismo cuento con el título “Obama convalida la piratería israelí”, aunque nada en el texto de Paul Craig Roberts implica o justifica semejante título.

Los linchadotes de Obama preguntan por qué no ha enviado la Sexta Flota para levantar el sitio de Gaza, y por qué la marina yanki no protegió a Cynthia McKinney, y concluyen que Obama traicionó a Cynthia y Gaza, en vez de prestar atención al hecho de que los medios oficiales yanki no hicieron el menor reportaje sobre la gesta de Free Gaza. Los Maestros del Discurso, los amos de los medios y sus redes de influencia son los que tienen la culpa, no el presidente.

El gobierno es el arte de lo posible, el arte del compromiso. Los gobernantes necesitan el consenso popular, y el consenso no puede cuajar si  los medios son hostiles. Los medios masivos comerciales en USA son de propiedad judía y están administrados por judíos, y tienen su propio concepto de lo que es la línea roja. Los gobernantes que lo olvidan son echados o asesinados. Cuando el presidente JF Kennedy intentó parar a Israel y desmantelar la base nuclear israelí de Dimona, lo mataron, y en su lugar pusieron a Lyndon B Johnson, el más devoto de los sionistas, que permitió a los israelíes almacenar su arsenal nuclear y atacar al USS Liberty. Si a Obama se le ocurre mandar la Flota,  desaparece en el acto, y su lugar lo tomaría el archisionista vicepresidente Joe Biden. Y lo peor es que el público yanki no entendería los pasos que estaba dando, pues los medios unánimemente impedirían que se entendiera.

Obama tenía limitaciones desde adentro: si Joe Biden estuviera allí como garantía, nunca se le hubiera permitido ganar. Sin Axelrod y Rahm, no le habrían dejado asumir el poder. Estas limitaciones son producto de que los Estados Unidos han sido formateados, educados y guiados por sus elites judías preeminentes durante los últimos cincuenta años. La mayoría de los USianos son proisraelíes y projudíos. Esto puede cambiar, pero posiblemente no tan rápida y drásticamente como algunos quisieran. No es el  Congreso el único adorador de las causas judías: son varias generaciones de americanos que se criaron con el lavado de cerebro hollywoodiano, los cuentos de Holocausto y la veneración de Israel. Al hablar contra las colonias salvajes de Cisjordiania, Obama se acercó mucho a la línea roja que ningún dirigente americano puede cruzar sin ponerse en grave peligro. Podrá hacer más, y deberíamos impulsarlo para llegar más lejos, pero es al lobby y a los amos de los medios a los que deberíamos atacar, no al presidente.

Deberíamos prestar mayor atención a las distorsiones creadas por los aspirantes a linchadotes de Obama. El golpe de Estado en Honduras fue presentado como “el primer golpe de Estado de Obama”, infamia que se tragaron con los ojos cerrados los seguidores de trotzkistas criptosionistas. En realidad, Obama condenó inmediatamente el golpe. Nuestra amiga y especialista de América Latina María Poumier escribe en su ensayo penetrante  Obama no invadió Honduras : « El golpe en Honduras fracasó gracias a Obama”. Es el punto de vista de Fidel y Chávez. El golpe lo planificó el lobby zionista, los neoconservadores de Miami, que quieren encajárselo a Obama… pero Chávez y Fidel saludan con entusiasmo la “chavización de Obama”. Un analista cubano interpreta los acontecimientos en Honduras como « señal de la creciente pérdida de control del imperio americano”. Añade Poumier: “Después del fracaso para desencadenar una guerra civil por control remoto en Irán, en parte por la sangre fría y la resistencia de Obama, ésta es una nueva derrota de los halcones, alegrémonos de nuestra victoria.”

Maria Poumier admite que “la libertad de acción de Obama es muy limitada. Ni la CIA ni el Pentágono tienen ganas de obedecerle. Los sionistas dentro del partido demócrata trataron de manipularlo, pero calcularon mal. No es simple materia prima para sus cálculos maquiavélicos. … Obama puede gobernar como un rey “por derecho divino”, porque ha tenido el respaldo del pueblo en el mundo entero, y él lo sabe. Está desgarrado entre dos papeles posibles; ser el Chávez (o el Ahmadinejad) del norte, o cumplir con el papel que se le tenía reservado en el guión original, el papel de instrumento para modernizar el imperio mediante la malicia y la seducción. Un rey puede ser un buen rey si el pueblo lo respalda y lo empuja en la dirección correcta. Pero no puede lograr nada si los intelectuales logran levantar al pueblo contra él.”

Me preocupa que el lobby se salga con la suya activando tantas fuerzas contra Obama. Los enemigos más declarados de los judíos también se han sumado al coro. No solamente están infiltrados, sino que son muy fáciles de manipular. Cualquier referencia a Rahm Emanuel basta para que se agreguen al ataque del lobby contra el presidente. Regaron chistes malévolos insinuando que Rahm maneja a Obama y gozan haciendo el recuento de los judíos que están en la administración. Hace algunos años, pude presenciar el mismo modus operandi en función contra Vladimir Putin. El presidente ruso fue ferozmente atacado por haber desterrado o metido en cárcel algunos oligarcas judíos, y al mismo tiempo, los agentes del lobby regaban retratos de Putin con la kipá en la cabeza, y listas de los judíos que lo rodeaban. A idea es socavar la confianza popular en el presidente, trátese de Putin o de Obama.

Putin y Obama deben tener un encuentro esta semana. Podrán comparar sus apuntes sobre cómo sobrevivir al ataque del lobby; y Putin, que no es el más brillante de los dos, tal vez pueda darle algún consejo de peso. Putin ganó a partir del momento en que sacó a los medios masivos de las garras oligárquicas. Perdieron sus emisoras de televisión, y después de esto dejaron de ser peligrosos. Todavía tienen sus diarios regionales, y son tan hostiles a Putin como siempre, pero sin Televisión ya no pueden hipnotizar al hombre de la calle.

que el lobby se salga con la suya activando tantas fuerzas contra Obama. Los enemigos más declarados de los judíos también se han sumado al coro. No solamente están infiltrados, sino que son muy fáciles de manipular. Cualquier referencia a Rahm Emanuel basta para que se agreguen al ataque del lobby contra el presidente. Regaron chistes malévolos insinuando que Rahm maneja a Obama y gozan haciendo el recuento de los judíos que están en la administración. Hace algunos años, pude presenciar el mismo modus operandi en función contra Vladimir Putin. El presidente ruso fue ferozmente atacado por haber desterrado o metido en cárcel algunos oligarcas judíos, y al mismo tiempo, los agentes del lobby regaban retratos de Putin con la kipá en la cabeza, y listas de los judíos que lo rodeaban. A idea es socavar la confianza popular en el presidente, trátese de Putin o de Obama.

Putin y Obama deben tener un encuentro esta semana. Podrán comparar sus apuntes sobre cómo sobrevivir al ataque del lobby; y Putin, que no es el más brillante de los dos, tal vez pueda darle algún consejo de peso. Putin ganó a partir del momento en que sacó a los medios masivos de las garras oligárquicas. Perdieron sus emisoras de televisión, y después de esto dejaron de ser peligrosos. Todavía tienen sus diarios regionales, y son tan hostiles a Putin como siempre, pero sin televisión ya no pueden hipnotizar al hombre de la calle.

Se le podría dar la misma advertencia a Chávez. Gracias a su canal por satellite TELESUR, los golpistas de Honduras fracasaron en conseguir reconocimiento internacional. Ahora Chávez está tratando de librar a los medios venezolanos de los amos hostiles. Esto es lo que debería hacerse en USA también. ¡Los medios libres no tienen por qué ser exclusivamente de propiedad judía, después de todo!

 “Me niego a participar de la lapidación de Obama, concluye Maria Poumier, y comparto su decisión: no me prestaré al linchamiento yo tampoco. Estoy de acuerdo con el punto de vista de nuestro amigo Gilad Atzmon, que escribe;

 “Parece que el presidente Obama se está dando cuenta de lo que está pasando. Él sabe de humillaciones, y conoce el hambre organizada en Gaza. El hecho de que se permite a sí mismo situar en el mismo plano el Holocausto y Gaza demuestra que está un millón de años,  luz más adelante que la mayoría de los que organizan campañas de solidaridad con Palestina, que todavía se resisten a avalar esta necesaria ecuación, simplemente para evitar ofender a algún judío.

Le queda mucho camino que andar al presidente. Pero ya ha dado un paso decisivo en estos últimos días. Está llevando a América rumbo al humanismo. Invoca la ideología americana de la libertad. Yo saludo al hombre, saludo al de pensamiento grande, y saludo al humanista. Con alegría reconozco que Dios ha bendecido a América. Pero tenemos que cuidar mucho la seguridad del presidente. Allí afuera tiene unos cuantos enemigos feroces e implacables. Que, como sabemos, no se detienen ante ninguna luz roja.”

Los enemigos de Obama son muchísimos, desde racistas empedernidos que odian estar a las órdenes de un negro, pasando por los sionistas que temen que Obama tome un rumbo independiente, y radicales rencorosos de derecha e izquierda. Deberíamos cortarles el paso, en vez de aumentar sus huestes.

Traducción: María Poumier


 

[1] Ver el texto de Shamir El Oscar para Obama, en http://www.israelshamir.net

[2] Ver los textos de Shamir Nuestras felicitaciones al pueblo de Irán y al presidente Ahmadinejad, y Chirrín chirrán, ganó Irán, en http://www.israelshamir.net.

Featured Posts

A Syrian Breakthrough

The Russians and their Syrian allies have cut the main supply line of the rebels to the north of Aleppo, ...

Read More

Ryan Rodrick Beiler / Shutterstock.com

Autumn in Palestine

Autumn is beautiful in Palestine: overripe blue-green figs, unpicked pomegranates pecked by birds, heavy grapes turn red. Now is the ...

Read More

The Liberation of the Slaves

Donald Trump’s electoral victory unleashed pent-up tectonic energies on the unprecedented scale. The world has been changed, much more than ...

Read More

Evan El-Amin  /  Shutterstock.com

Les guerres de genre de H. Clinton

Est-ce que les hommes qui votent pour H. Clinton vont finir en enfer ? Je n'en suis pas sûr. Nous savons ...

Read More

If They Are Bombed - They Are Daesh

President Putin is a pirate, no less. In his declaration at the UN, he stole President Bush Jr’s copyrighted 2001 ...

Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Israel Shamir © 2016 Frontier Theme