Israel Shamir

The Fighting Optimist

Entrevista con Israel Shamir

Washington sabía desde 2005 que Osama Bin Laden se encontraba en Abbottabad. Así lo destapó la semana pasada el periodista ruso-israelí, residente en Suecia, Israel Adán Shamir, que colabora con Wikileaks. Ahora confirma esta noticia la agencia DAPD: La CIA ha tenido en la mirilla el escondite de Bin Laden “durante unos seis años, antes de que Obama impartiera la orden de cogerle”

Germard Frey Jr. ha preguntado a Shamir que desarrollara sus puntos de vista.

National Zeitung: Sr. Shamir,  de dónde se deduce que las autoridades norteamericanas sabían desde 2005 dónde se encontraba Bin Laden?

Shamir: Los americanos detuvieron en 2005 a Abu Al-Libi y supieron, como consta en los documentos sobre Guantánamo (“Gitmo papers”, publicados por Wikileaks), que se había mudado a Abbottabad, cuando se convirtió en mensajero para Osama. Abbottabad no es una ciudad grande, unos 80 000 habitantes. Resulta clarificador el hecho de que los servicios secretos USA comprobaran la identidad de los vecinos de Al-Libi. Así, pescaron a Abdul Habi al Iraqi, quien se encontraba igualmente en contacto con [otra gente de] Abbottabad. Unas fuerzas USA y pakistaníes llevaron a cabo ataques en los alrededores de Abbottabad. Pero Osama vivía en paz porque los USA sabían que se encontraba allí.

NZ ¿Cuáles eran los motivos, según su parecer, para dejarlo con vida?

Shamir: Lo dejaron con vida porque durante un tiempo y tal vez incluso más tarde fue un agente suyo. Prácticamente nunca atacó sus intereses exceptuando la conocida y a menudo discutida excepción del 11 de septiembre. Osama bin Laden y su organización hicieron lo que las autoridades USA querían que se hiciera. Combatió a los rusos y arruinó a Afganistán. Conspiró y combatió contra Hezbolá, masacró a los chiitas en Irak, socavó a Gaddafi, incitó a agresiones contra Hamás e Irán. Defendió las limpiezas étnicas de los “infieles” en Chechenia y en los balcanes.  ¡Y nunca atacó a Israel: reservó su energía para  Hassán Nasralá (secretario general del Hezbolá libanés). Como un engendro terrible salido de los laboratorios de la CIA, una sola vez se rebeló, al menos así se dice, contra su despiadado creador, el 11 de septiembre de 2001. Bin Laden era significativo, pero se parecía a otros amigos de USA como Jonas Savimbi en Angola o Shamir Basayev en Chechenia; y esperemos que tras su muerte, su organización se hunda tal como sucedió con Unita y las bandas de Basayev. ¡Mejor muerto que en Guantánamo!

NZ ¿Y por qué mataron a Bin Laden entonces?

Shamir: Le mataron porque tras la publicación de los documentos Guantánamo la pista que llevaba a Abbottabad se hizo evidente. Así que no quedaba más opción que hacerlo desaparecer o matarlo -no hay lugar más seguro que el infierno-, para borrar todas las pistas y quitarse el tema de en medio. Lo que no sabemos es la naturaleza de los contactos entre las autoridades USA y Osama Bin Laden. ¿Hasta dónde lo manejaba la CIA? En cualquier caso no lo mostraron con las encías coloreadas de violeta como hicieron con Saddam Hussein tras su detención, tampoco lo hicieron ponerse el mono de trabajo tan humillante, ni fue torturado hasta perder el conocimiento mediante inmersión en agua, ni obligado a perder la dignidad.

NZ: ¿Podría haber influido el inicio de las pre-elecciones presidenciales en USA, en la elección del momento?

Shamir: Si fuera así, habrían esperado hasta octubre.

NZ: ¿Entonces, se hizo justicia, con la muerte de Bin Laden?

Shamir: Más bien se manifestó cierta compasión en este caso. Fue mucho mejor que no enviarlo a Guantánamo para que fuese torturado.

NZ: Curiosamente Ben Laden no fue mencionado en el cartel de búsqueda del FBI a raíz del 11 de septiembre, ¿cómo se lo explica?

Shamir: Parece que no había prueba alguna de su participación…

NZ: En sus escritos afirma Ud. que izquierdas y derechas significan muy poco hoy en día. ¿Podría aclarar esto?

Shamir: Estos conceptos ya no significan gran cosa, después de Blair y Clinton, supuestamente “de izquierdas”. Lo que importa es la posición que se tenga con respecto a las guerras e intervenciones en Ultramar, la receptividad ante las insinuaciones de los servicios secretos, el entreguismo ante la prepotencia del Estado. En Francia la derechista Marine Le Pen se posiciona contra las intervenciones extranjeras en Libia y en Costa de Marfil, contra los pagos a los banqueros, contra el presidente de la República, mientras el izquierdista Bernard-Henri Levy promueve las guerras e intervenciones en el extranjero y es amigo del presidente “conservador” Sarkozy. En los USA, Ron Paul, un republicano de derechas, se opone a las guerras, se opone a las exigencias de los bancos, y no está de acuerdo con el apoyo a Israel, está a la par de los comunistas!

Traducción: Pedro Varela, preso de conciencia en Barcelona, España

Featured Posts
Evan El-Amin  /  Shutterstock.com

Les guerres de genre de H. Clinton

Est-ce que les hommes qui votent pour H. Clinton vont finir en enfer ? Je n'en suis pas sûr. Nous savons ...

Read More

Ryan Rodrick Beiler / Shutterstock.com

Autumn in Palestine

Autumn is beautiful in Palestine: overripe blue-green figs, unpicked pomegranates pecked by birds, heavy grapes turn red. Now is the ...

Read More

A Syrian Breakthrough

The Russians and their Syrian allies have cut the main supply line of the rebels to the north of Aleppo, ...

Read More

The Liberation of the Slaves

Donald Trump’s electoral victory unleashed pent-up tectonic energies on the unprecedented scale. The world has been changed, much more than ...

Read More

If They Are Bombed - They Are Daesh

President Putin is a pirate, no less. In his declaration at the UN, he stole President Bush Jr’s copyrighted 2001 ...

Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Israel Shamir © 2016 Frontier Theme