Israel Shamir

Ideas that will Derail the descent to Barbarity

Flores de Galilea

Los artículos aquí recogidos fueron escritos entre 2001 y 2002 en la vieja ciudad portuaria de Jaffa, a orillas del Mediterráneo occidental, durante la segunda Intifada o Intifada Al-Aqsa, pero no se limitan a los acontecimientos de Palestina. Presentamos la guerra en Tierra Santa como pieza clave de la batalla a escala mundial de las ideas, ante el telón de fondode hechos modernos tan trascendentales como la creciente influencia de los judíos estadounidenses, el declive de la izuierda, el auge de la globalización, los primeros pasos del movimiento antiglobal y la tercera Guerra Mundial de los Estados Unidos contra el Tercer Mundo. Se trata de un atrevido intento de atar cabos entre hilos conductores de índole política, teológica, militar y social, así como de fraguar nuevos conceptos, que puedan servir como instrumentos nuevos para el análisis y la acción.El autor, al mismo tiempo que busca la liberación de Palestina, persigue una meta más amplia, la liberación del discurso público.

Estos artículos buscan demostrar la intrínseca conexión existente entre ambos movimientos de liberación. La de Palestina se puede lograr mediante la victoria de laexquisita diversidad del mosaico del mundo sobre la deslustrada uniformidad de la globalización, mediante la victoria del espíritu sobre Mamón, la democratización del discurso público, la eliminación del abismo existente en el reparto de la riqueza y la unidad dialéctica entre derecha e izquierda. Pero también podría suceder de otra manera: una vez que Palestina sea libre, el discurso también lo será, la globalización será derrotada y la renta per cápita se equilibrará. En estos artículos, Palestina surge como un modelo a pequeña escala del mundo. Hay aquí fuerzas que buscan la eliminación de su población autóctona, la destrucción de sus iglesias y mezquitas y la ruina de su naturaleza. Pero también están las fuerzas de la oposición, materiales y espirituales, antiguas y nuevas, y son precisamente ellas las que atraen a los mejores hombres y mujeres al campo de batalla a favor de Palestina.

Además, se trata de una historia de amor. Dejemos de lado al supuesto “autor” neutral: yo estoy profundamente enamorado de la Tierra Santa, de sus ríos minúsculos y de sus olivos, de su gente, los palestinos nativos y adoptivos. Esta tierra todavía tiene la capacidad de conectar al hombre con el espíritu, por obra y gracia de sus tumbas antiguas y de su naturaleza única. La caída de la Tierra Santa significaría para la humanidad una derrota sin remedio, la esclavitud total del ser humano bajo las fuerzas de la dominación. Nuestra victoria hará libre al mundo.
Israel Shamir, Jaffa

Featured Posts
Evan El-Amin  /  Shutterstock.com

Les guerres de genre de H. Clinton

Est-ce que les hommes qui votent pour H. Clinton vont finir en enfer ? Je n'en suis pas sûr. Nous savons ...

Read More

Ryan Rodrick Beiler / Shutterstock.com

Autumn in Palestine

Autumn is beautiful in Palestine: overripe blue-green figs, unpicked pomegranates pecked by birds, heavy grapes turn red. Now is the ...

Read More

A Syrian Breakthrough

The Russians and their Syrian allies have cut the main supply line of the rebels to the north of Aleppo, ...

Read More

If They Are Bombed - They Are Daesh

President Putin is a pirate, no less. In his declaration at the UN, he stole President Bush Jr’s copyrighted 2001 ...

Read More

The Liberation of the Slaves

Donald Trump’s electoral victory unleashed pent-up tectonic energies on the unprecedented scale. The world has been changed, much more than ...

Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Israel Shamir © 2016 Frontier Theme