Israel Shamir

Ideas that will Derail the descent to Barbarity

Oda a Cynthia

Cuando una mujer se tira a la línea de fuego, es que las cosas deben andar bastante mal. La naturaleza arregló las cosas de modo que la mujer no busque el peligro mientras ella o su gente no se encuentren metidos en líos serios. Pero cuando lo hace, al hombre le da una lección de conducta varonil.

 

Mientras Francia estaba en vías de desaparecer, una pastorcita llamada Juan de Arco cogió una espada pesada y se llevó a la flor de la nobleza francesa a asaltar las murallas de Orleáns. Cuando las ciudades de la España republicana eran castigadas por la Luftwaffe nazi, fue una mujer, Dolores Ibarruri, la Pasionaria, quien le dijo a su pueblo : “Mejor morir de pie que vivir de rodillas”. En 1990, cuando Mijail Gorbachov llevó a su país al desastre y la desintegración, un año antes de que la riqueza de Rusia fuera saqueada en la gran bachata de la privatización, en el parlamento una sola persona se atrevió a levantar la voz contra el dictador. Era la indomable Sashiea Umalatov, una diputada de las montañas de Chechenia.

Ahora le toca sentir en el rostro el fresco viento de la eternidad a los Estados Unidos. Apareció por donde no se le esperaba. El pueblo estadounidense se encontró en situación de rehén de unos pocos individuos con demasiados dólares en los bolsillos, y codicia sin fronteras en el corazón. Durante milenios, la diferencia de ingresos, educación y estándar de vida no había sido tan grande en ningún país. La riqueza de la nación podría proporcionarle a cada ciudadano una excelente educación, cuidados médicos óptimos, la niñez podría ser feliz, la ancianidad segura, firmes el techo y el hogar, y todos tendrían tiempo libre para ensanchar su mente abriéndose a pensamientos nuevos y a los amigos de siempre. Los Estados Unidos podrían estarse encaminando a su manera hacia la edad dorada de la felicidad y la cordura universal.

Mas ¡ay! un pequeño grupo de gente estruja a la nación con vistas a sumar otro millón más a sus arcas Serían capaces de destruir a los Estados Unidos con su codicia sin límites. En tanto que devotos de Mamón, están totalmente hueros de compasión hacia el pueblo entre el cual conviven. No ven a la gente del lugar como “su gente”. Cuando quieren demostrar compasión, mandan plata a Israel. De cinco dólares que los contribuyentes entregan en concepto de ayuda, cuatro terminan en las arcas del estado judío. Es imposible frenarlos, pues los políticos les tienen miedo y levantan las manos dócilmente y firman el escrito por el cual prometen mandar más dinero a los generales israelíes. El apoyo a Israel no es ninguna política exterior. No es más que el pacto de los mamonitas, y es algo que se firma con sangre. Con sangre palestina.

Sin embargo una mujer se negó a firmar el pacto. Una mujer, Cynthia Mc Kinney, diputada de Georgia, se atrevió a negarse; cuatrocientos diputados del congreso lo firmaron, eligiendo el avance en su carrera personal y sacrificando el bien de la patria. Los antepasados de Cynthia fueron esclavos en su Georgia natal. Y ella es  una de las poquísimas personas libres en el congreso de los Estados Unidos de América. Como decimos nosotros los israelíes cuando hablamos de Golda Meir, ella es el único varón por esas tierras. Es una mujer negra, y es el hombre más blanco de todos ellos, diríamos, como se expresaban ellos mismos antes de la edad del políticamente correcto. Ella sabía que los billones de la ayuda a Israel se necesitan para la gente pobre de los Estados Unidos, para su propia comunidad de afroamericanos. Ella quiso poner la soberanía del pueblo y del congreso por encima de todo, mellando frontalmente el servilismo ante el lobby judío. Ella no está sola. Otra maravillosa diputada afroamericana, Barbara Lee, lanzó el único voto en contra de la carnicería en Afganistán; John Conyers, Jessie Jackon Jr, y Maxime Waters han apoyado la causa palestina en distintas ocasiones. Está también Ron Paul de Tejas, el que votó contra una resolución unánime para enviar felicitaciones a Sharon (en ocasión de su cumpleaños, ndt). Nick Rahall, John Sununu, David Bonior tampoco se han doblegado.

Sencillamente, Cynthia fue más directa al denunciar el mal. Dijo “Hay muchos miembros del congreso que quieren ser libres, y estoy entre ellos. Quería ser libre de votar según mi conciencia, pero me dijeron que si no firmaba el compromiso para reforzar la superioridad militar de Israel, a mí no me  apoyaría nadie en mi solicitud de presupuesto. Y así fue, ni firmé el compromiso ni recibí apoyo. Sufrí en silencio un año tras otro, porque me negaba a firmar el pacto.  Y entonces, como una esclava que descubre una manera de comprar la libertad…. hice mi trabajo… yo quería ser libre… libre para votar en el congreso de los Estados Unidos según yo entendía que convenía y no como me querían imponer”.

Ahora ella es candidata para la reelección, y sus posibilidades de triunfar son pocas, pues la temible AIPAC, punta de lanza de la comunidad judía organizada, la tiene en la mirilla. Estos no quieren ver diputados independientes y libres en la colina del Capitolio. Su enorme poder financiero, su red de contactos en los medios de comunicación y en las universidades sirven para ahogar cualquier expresión independiente. Lograron descolocar a Earl Hilliard, otro congresista negro, que no se doblegaba ante Sharon, y ahora se preparan para hacer lo mismo con Cynthia. Si triunfa ella, el mito de la omnipotencia judía se evaporará, y los Estados Unidos vislumbrarán días mejores, porque el apoyo o el rechazo al estado segregacionista de Israel revela a las claras cuál es el verdadero programa de un candidato.

Cynthia no está “en contra de los judíos”, pues hay muy buena gente que tiene orígenes judíos. Mientras la comunidad judía organizada está implementando una política repugnante, en otros asuntos domésticos y extranjeros semejantes, son magníficos francotiradores, estos “últimos (verdaderos) israelitas”. La comunidad reniega de ellos, y a su vez ellos  la vomitan, pues abogan por la integración en Palestina y en los Estados Unidos. Algunos han apoyado la campaña de Cynthia; otro francotirador es el que le organiza la campaña. Gracias a estos, la promesa recibida del Señor por Abraham se cumplirá y podremos decirles “os bendecirán todos los pueblos”.

 No estoy seguro de que nadie bendiga de la misma forma a Rabí Michael Lerner, el editor de Tikkun, un “revista mensual judía progresista” de California. Rabí Lerner habló a favor de Cynthia Mc Linney, pero a cambio pidió “que se le conceda el ingreso en la OTAN a Israel, o que firme con Estados Unidos un acuerdo de defensa mutua”. Semejante  espaldarazo invalida su objetivo. Como si el respaldo militar y político de Estados Unidos al estado racista judío no fuese suficiente, Lerner quiere que se convierta en ley. Cynthia habló abiertamente contra la hegemonía del lobby sionista, contra la “conexión israelí”.Lerner lo que ofrece es cumplimentar el proyecto del lobby sionista a la vez que pretende combatirlo. Esta maniobra sofisticada no es excepcional para los criptosionistas, que actúan como agentes de penetración profunda fuera de su medio, y Lerner ya ha protagonizado una tarea semejante a favor de los sionistas durante la conferencia de Durban. La próxima vez, combatirá la adicción a la heroína exigiendo que la droga se venda en todos los comercios.

Cynthia y otros congresistas podrían aceptar este ofrecimiento hasta cierto punto, pero deberían rechazar su exigencia de pago político a los sionistas. Cynthia no es una voz que venga a enemistar a negros contra blancos, ni a demócratas contra republicanos, ni tampoco a izquierda contra derecha. Ella habla por el pueblo de los Estados Unidos y contra unos intereses extranjeros. Es la diputada que se atrevió a recordar a los marineros del USS Liberty, masacrados por la artillería pesada israelí y por los mísiles israelíes[1]. Recordó a sus oyentes el caso de Faris Odeh, aquél bravo chico palestino que arrostró un tanque israelí con una piedra antes de ser asesinado. Se opone a la codicia corporativista. Pelea por la naturaleza que los codiciosos creen poder malgastar a su antojo.

Esta mujer cuyo nombre parece sacado de los poemas amatorios de Propercio, el delicado poeta latino que se llamaba a sí mismo “pálido caballero y esclavo de mi airada Cynthia” es una figura que representa a América toda, nacida del espíritu de los Estados Unidos. Ese gran país no quiere morir. En tales momentos, la tierra llama a sus hijos e hijas a dar un paso hacia la línea de fuego. Cynthia atendió el llamado. Apoyar a Cynthia es la suprema prueba de amor hacia los Estados Unidos, de fe en el futuro de los Estados Unidos en la familia de las naciones, como nación igual y amistosa, no como ejecutora de la fe en la codicia.

Es imprescindible unirse en torno a ella, así como los nobles franceses se unieron en torno a Juana de Arco. Séase descendiente de esclavos africanos o de inmigrantes musulmanes, hijo de los confederados o hija de la revolución americana, judío amante de la libertad o cristiano vuelto a nacer,  ahora es cuando hay que unirse en torno a Cintia y por los Estados Unidos.

 

Nota :

[1] El “USS Liberty” es un buque de guerra estadounidense que cruzaba frente a la costa medio oriental del Mediterráneo, y que podía llegar a descubrir los preparativos ultrasecretos del ataque israelí en 1967. Por si acaso, el estado mayor israelí decidió bombardear el 8 de junio a esta nave de un país más que aliado, después de una observación aérea de varias horas; el bombardeo causó 34 muertos y 171 heridos entre los marinos, y los restos del buque acribillado fue remolcado hasta el puerto de La Valette, en la isla de Malta. El gobierno israelí pretendió que se lo había confundido con una embarcación egipcia que resultó ser un transporte de … caballos. El gobierno de EE. UU. se hizo de la vista gorda (ver el sitio web http://ussliberty.org ).[Nota del traductor]

Featured Posts
Evan El-Amin  /  Shutterstock.com

Les guerres de genre de H. Clinton

Est-ce que les hommes qui votent pour H. Clinton vont finir en enfer ? Je n'en suis pas sûr. Nous savons ...

Read More

A Syrian Breakthrough

The Russians and their Syrian allies have cut the main supply line of the rebels to the north of Aleppo, ...

Read More

Ryan Rodrick Beiler / Shutterstock.com

Autumn in Palestine

Autumn is beautiful in Palestine: overripe blue-green figs, unpicked pomegranates pecked by birds, heavy grapes turn red. Now is the ...

Read More

If They Are Bombed - They Are Daesh

President Putin is a pirate, no less. In his declaration at the UN, he stole President Bush Jr’s copyrighted 2001 ...

Read More

The Liberation of the Slaves

Donald Trump’s electoral victory unleashed pent-up tectonic energies on the unprecedented scale. The world has been changed, much more than ...

Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Israel Shamir © 2016 Frontier Theme